Por MICHAEL SINCERE

A veces, el mayor obstáculo para ganar dinero es nuestra percepción. Creemos que invertir es una ciencia revolucionaria, o algo que solo los profesionales pueden hacer. Al darles a sus hijos la confianza para administrar e invertir su propio dinero, pueden aprender a ser financieramente independientes con la libertad de hacer lo que quieran en la vida.

¿Quieres que tus hijos sean gastadores o inversores? En realidad, pueden ser ambos. Antes de que sus hijos obtengan su primera tarjeta de crédito, muéstreles cómo hacer que el dinero les funcione invirtiendo.

Aquí hay algunas acciones que puede tomar si quiere que sus hijos creen riqueza:

1. Abra una cuenta comitente conjunta: Si sus hijos no saben qué es una firma de corretaje, use esta analogía: una firma de corretaje es como un centro comercial, pero en lugar de gastar dinero en ropa o productos electrónicos, está comprando diferentes inversiones que pueden hacer dinero.

2. Considere posibles consecuencias impositivas: hable con un profesional de impuestos o los representantes de la firma antes de abrir una cuenta. Cuando su hijo alcanza la mayoría de edad, el custodio (usted) debe entregarle los bienes a su hijo.

3. Tener un fondo: la primera inversión que su adolescente debe hacer es en un fondo si bien en el mercado local no se puede comprar ETF si se puede tener la opción de un fondo de inversión que incluya varias empresas.

4. Tener una rutina: el objetivo al abrir la cuenta es hacer que su hijo ingrese en la rutina de invertir cierta cantidad de dinero en el fondo cada mes (también puede establecer un plan de pago automático). Si es necesario, use una parte de su asignación para invertir en el fondo. Aquí hay una pista: iguale en un 50% el dinero que invierte su hijo. (Si su hijo invierte $ 100, agregue $ 50 adicionales, etc.). Busque motivos (como un cumpleaños) para agregar dinero al fondo.

5. Piense fuera de la caja: la idea es hacer que los niños piensen de manera diferente sobre cómo administrar el dinero. Al abrir una cuenta de corretaje, puede mostrarles a sus hijos el valor de pagarse a sí mismos de manera rutinaria el primero de cada mes (en contraste con el pago con tarjeta de crédito).

6. Explore los detalles: muéstrele a su hijo cómo leer la declaración de corretaje (ya sea en línea o por correo) y cómo seguir los precios del fondo indexado (que se publican en línea en docenas de sitios web, incluido aquí). Sus hijos verán cuán fácil es ganar (o perder) dinero todos los días sin mucho esfuerzo, o tener que involucrarse con la industria financiera.

Para más información: http://www.ravaonline.com/v2/registracion/index.php?tipo=registracion&anuncio=


Comentários no Facebook