El Merval tuvo dos meses para el olvido, literalmente. De los 35.126 puntos el 26 de enero a los 30.143 del 9 de febrero (casi un 15% en menos de 14 días). 

Lo bueno no dura para siempre, y el Merval demostró no ser la excepción.

Pasó por buenos momentos, que motivó a un gran número de entusiastas a depositar sus ahorros en Acciones, Bonos, y otros tipos de instrumentos financieros. Y claro, si uno analiza el éxito del 2017, observa que tuvo rendimientos (en pesos) en torno al 78% anual, donde algunas acciones llegaron a rendir el 446%. El Merval le ganó a todo lo que se le puso delante:  dólar, inflación, plazo fijo y al resto de las inversiones.

Que paso ahora? 

La coyuntura externa nos está jugando en contra, no solo a nosotros, también al resto de los mercados. Con dos locos que amagan con una posible guerra comercial (China y Estados Unidos) la cual parece estar lejos de terminar.

En lo local, estamos atravesando un escenario político y económico que espantan a los inversores argentinos y también a los de afuera, a pesar de que los indicadores de actividad nos indiquen que no hay señales de desaceleración en el primer trimestre del año.
Dicho sea de paso, el REM está reflejando expectativas pesimistas (El indicador lo elabora el BCRA los últimos 3 días hábiles de cada mes, y abarca las expectativas de los precios minoristas, la tasa de política monetaria, el tipo de cambio nominal, el nivel de actividad económica y el resultado primario del sector público nacional no financiero.)

Dónde está el problema?

El problema no cambio, sigue siendo el mismo, y lo venimos marcando hace varios años: el eje de todos los males: La Inflación.

La inflación núcleo, fue una de las variables que más empeoró:  respecto del mes anterior se incremento un 0,9%.

En este escenario, la inflación esperada para el 2018 está en torno al 20,3%. El sendero de desinflación que pretende el BCRA es imposible para el escenario actual.

Sturzenegger, responsable de la política monetaria, seguramente esté evaluando la posibilidad de subir la tasa de interés, por lo que las Lebac van a ser un buen instrumento para ganarle a la inflación y al plazo fijo (y me atrevería a decir que al dólar)..

Volviendo al Merval, la caída en el mes de enero fue producto de la toma de ganancias (tranquilos, es habitual en todos los mercados del mundo), y en los meses posteriores el contexto no ayudo. Lo importante, es que el Merval logró resistir (mas de lo que esperaba), y eso es bueno.

Ahora queda un paso importante, y es el 1 de Junio, día en el que esperamos que el MSCI (Morgan Stanley Capital Internacional) nos declare mercado emergente. 

Por lo pronto, el Merval va a seguir atravesando esta etapa de corrección, hoy se mueve en la franja de los 31000 a los 33000, donde (a priori) parece mostrarnos que lo peor ya pasó.

Esperemos un poquito más, por señales un poco más claras.

Así que te recomiendo, si estas pensando en invertir,te suscribas a mi web! www.fedepellegrini.com

Gran Abrazo a Tod@s!


Comentários no Facebook